¡QUE NO OS SEPAREN! - No queremos nidos
Estás en: Inicio - Hablan las mujeres... y algunos hombres - No queremos nidos

No queremos nidos

"¡HAN DICHO QUE SI!, que acceden al alojamiento conjunto. Y por escrito. Es evidente que las "barreras" no están por arriba (más bien por el medio). Se me ha atendido muy bien y ante los argumentos de peso (sobre todo la Ley de hospitalización) no han podido sino admitirlo. Añaden en el escrito "a pesar de las barreras que existen en la estructura actual del área materno-infantil y que originan una dificultad añadida en su organización, esperando que pueda solucionarse en el futuro, una vez se acometan las necesarias reformas". Lo que habla de la voluntad de cambiar"

22 de marzo de 2004

Estoy agotada. A punto de parir y aún no se donde lo voy a hacer. Mi hospital de referencia está a 17 km de mi casa y es donde por comodidad, organización familiar... me viene mejor. Pero aún hay nidos para los recién nacidos. Y se llevan a los bebés al nido nada más nacer. Y los traen a la madre cada 3 horas, excepto por la noche, que "para que la madre descanse" pasan seis horas los recién nacidos solos en el nido.

Hace seis años nació Néstor en este mismo hospital. Entonces yo no estaba vinculada a ningún grupo de apoyo a la lactancia ni casi sabía de su existencia, pero lo que si sabía es que lo de los nidos y los horarios rígidos era una barbaridad para los bebés. Así que a los 7 u 8 meses de embarazo fui al hospital con toda mi inocencia e ingenuidad, solicite hablar con la supervisora de pediatría y le planteé mi deseo de que mi hijo no "usara" de los nidos (según cual fuera su respuesta pensaba ir a otro hospital donde no hay nidos pero que queda a unos 60 km de mi casa). La respuesta fue que los bebés son de las madres y que nosotras decidimos, que los nidos están para ayudar a las madres, para que éstas descansen....Yo le dije que muy bien que las madres que lo quieran que lo utilicenÉ.Para no alargarme diré que a mi me salió bien, no lo tuve las 24 horas conmigo pero iba y venía sin demasiados horarios y cuando estaba despierto estaba conmigo.
Tras esta experiencia y cuando llevábamos un año de lactancia surge en Huesca Vía Láctea y me sumo al carro donde compartir experiencias. Va pasando el tiempo pero la espina de los nidos sigue clavada, eso si, no hago nada pero le doy muchas vueltas. Me preocupa la poca sensibilidad que se muestra hacia las necesidades de contacto de los recién nacidos.

Pasa el tiempo y estoy nueva y felizmente embarazada de un hijo que verá la luz en primavera. Al plantearme donde parir pienso como la otra vez en la posibilidad de ir a ese otro hospital que queda a unos 60 km, pero donde no hay nidos. Me da rabia tirar la toalla tan fácilmente. Me planteo volver a ir a hablar con la supervisora como hace seis años, pero me frena el hecho de que me consta que al menos en algún caso han adoptado actitudes más rígidas en cuanto a los horarios de permanencia en nidos (hace un par de meses una madre se vio obligada a pedir el alta voluntaria porque no le dejaron estar con su hija recién nacida y perfectamente sana).

Tras estas reflexiones decido hacer una solicitud de alojamiento conjunto al Hospital vía atención al paciente, por escrito, añadiendo documentación (ley de hospitalización del menor de Aragón, carta europea de derechos del recién nacido, Derechos del niño, recomendaciones de la OMS, etc) que avala mi solicitud. A los quince días y ante la falta de respuesta acudo a atención al paciente donde me dicen verbalmente que no hay problema, que me permiten el alojamiento conjunto. Mi alegría es enorme, pero con cautela les pido la respuesta por escrito para "no tener que pelearme ni justificarme ante nadie". Me dicen que en unos días me la envían. Pasan los días y la respuesta no llega.

22 de marzo de 2004

Hoy acudo nuevamente al hospital y me dicen que no, que no puede ser, que el error ha sido pedirlo por escrito porque sentaría un precedente. Los argumentos que dan para denegarlo son del tipo de "estructura, funcionamiento del hospital, derecho al descanso de la compañera de habitación que se vería perturbado por el niño"( lo que me hace echar a temblar de pensar cuanto deben de llorar en los nidos), "la responsabilidad del personal de obstetricia respecto a los recién nacidos que no se quiere asumir"...

Pero la ley es muy clara : "no se puede separar al niño de sus padres en contra de la voluntad de estos y el interés del menor prevalecerá sobre las normas, horarios, personal, etc, etc del hospital ".

He hablado con quien me ha atendido, hay personas dentro del Hospital que están totalmente de acuerdo con el planteamiento pero hay algún foco de total oposición. Mañana me dirán, espero algo más definitivo. No se, lo que más siento es pena pero también esperanza de que esto sirva para que algo cambie. Yo probablemente me tendré que ir a parir al otro hospital pero seguiré (espero) intentando que eso cambie.

23 de marzo de 2004

¡ HAN DICHO QUE SI !, que acceden al alojamiento conjunto. Y por escrito. Es evidente que las "barreras" no están por arriba (más bien por el medio). Se me ha atendido muy bien y ante los argumentos de peso (sobre todo la Ley de hospitalización) no han podido sino admitirlo. Añaden en el escrito "a pesar de las barreras que existen en la estructura actual del área materno-infantil y que originan una dificultad añadida en su organización, esperando que pueda solucionarse en el futuro, una vez se acometan las necesarias reformas". Lo que habla de la voluntad de cambiar.
No puedo sentir sino un profundo alivio al pensar que cualquier madre y recién nacido van a tener la posibilidad de permanecer juntos tras el nacimiento. M» Jesús Blázquez de Vía Láctea me ha hecho consciente, entre otras muchas cosas, de que cada hijo que viene al mundo "enseña algo", algo importante y fundamental y a mi este hijo de momento me está enseñando "que ya no tengo edad para aguantar sumisamente según que cosas, que si soy rara, cosa que ya tenía asumida, es porque me gusta serlo y quiero seguir siéndolo... que merece la pena trabajar por las niñas y los niños porque en ellos está el futuro. Y si no los tratamos bien desde el principio..." Gracias M» Jesús, Ibone y a todas las personas que estais ahí.
Gracias por todo el apoyo y comprensión. Me he sentido un poco menos rara al poder compartir todo esto con personas que piensan como yo.

Ahora a ver como me va el parto, ahí me espero cualquier cosa, pero me tenía que centrar en una cuestión y los nidos me dolían ya demasiado, yo soy adulta, tengo voz y algún que otro mecanismo de defensa, los bebés no.

8 de abril de 2004

Como prometí ahí va el final.
Roland nació felizmente el día 2 de abril, hoy cumple 6 días y está estupendo, no me canso de contemplarlo... como debe ser ¿verdad?
Lo más importante es que todo ha ido bien, que no ha habido ninguna dificultad en el alojamiento conjunto, que la mayoría del personal nos ha tratado correctamente. Aunque nadie ha abordado directamente la cuestión, como si hicieran una negación, un "aquí no pasa nada".
El ha estado todo el tiempo feliz y tranquilo, ¿no les vale eso como muestra?, mientras a los demás bebés se les oía llorar y llorar cada vez que los traían "a sus horas", a las madres.
En cuanto al parto y sorprendentemente, me han pedido permiso prácticamente para todo, a pesar de que me temía mucha intervención. Roland nació muy bien y a los 20 minutos ya estaba tetando y así permaneció todo el tiempo que quiso, nos llevaron juntitos a la habitación, y así de bien hasta ahora.
La recuperación está siendo estupenda, de hecho casi no siento que me esté recuperando... porque todo ha ido tan bien...

Mi deseo es que muchos más bebés puedan estar con sus madres y sus familias desde su nacimiento sin que unas rutinas sin sentido lo impidan.

Ana González Uriarte

Volver