¡QUE NO OS SEPAREN! - La separación puede alterar el desarrollo del bebé
Estás en: Inicio - Perjuicios de la separación - Dificultad para establecer el vínculo afectivo - Neurobiología del apego - Separación puede alterar el desarrollo del bebé

La separación puede alterar de por vida el desarrollo cerebral del bebé.


Galería de fotos donde se puede ver a madres y padres de todos los lugares del mundo, compartiendo el abrazo con sus bebés, muchos de ellos prematuros, con cara de total satisfacción .


El estrés provocado por la separación puede
afectar a zonas del cerebro, como
el hipocampo o la amígdala.

La separación de su madre supone un estrés enorme para el bebé, que hace todo lo posible por reunirse con ella mediante el llanto. Si pasado un tiempo prudencial no consigue reunirse con ella el bebé deja de llorar. Esto no significa que por fin se sienta bien sino todo lo contrario. Su cerebro ha recibido la señal de que su vida corre peligro y decide pasar a un modo de "ahorro energético" por decirlo de alguna manera, que tiene mucho que ver con la vivencia de la desesperación. Son numerosos los estudios que han comprobado como ese enorme estrés que supone ser separado de su madre en las primeras horas de vida afecta el neurodesarrollo: al llorar el bebé produce niveles altísimos de cortisol que pueden ser dañinos para su propio cerebro (7,8). En los estudios realizados con ratas y monos se ha comprobado cómo la separación afecta al desarrollo de partes del cerebro cruciales para la conducta social y afectiva como son el hipocampo o la amígdala (9). Los estudios en humanos han demostrado que igual que el cortisol (hormona del estrés) que libera la embarazada estresada daña al bebé (10) también el cortisol generado en esas primeras horas y días de vida en el organismo del bebé por la separación puede llegar a ser muy neurotóxico.


El bebé se siente seguro junto a su madre,
ella es todo su universo.
Sellarán el vínculo si se les da oportunidad,
si están juntos y en paz.


Si el bebé no consigue reunirse con la madre dejará de llorar.
Esto no significa que por fin se sienta bien
sino que su cerebro ha recibido la señal
de que su vida corre peligro
y decide pasar a un modo de "ahorro energético"

Los estudios realizados con niños adoptados también arrojan cierta luz sobre las consecuencias que esa separación temprana acarrea en el desarrollo neurológico. Así un estudio reciente americano comprobó que los niños producen oxitocina cuando juegan con sus madres. Sin embargo los niños que habían sido adoptados (tres años antes y por familias muy amorosas) no respondían de igual manera y no producían oxitocina tras jugar con sus madres, lo que llevo a los investigadores a concluir que separaciones muy tempranas de la madre biológica pueden dejar secuelas en el sistema neurohormonal de los bebés que persisten mucho tiempo después de haber sido adoptados (11).

Extracto del articulo “De la teoria del vínculo a la neurobiología del apego”.
Dra Ibone Olza. Médico psiquiatra infanto-juvenil.

 

 

 

 

 

7. Christensson K, Cabrera T, Christensson E, Uvnäs-Moberg K, Winberg J. Separation distress call in the human neonate in the absence of maternal body contact. Acta Paediatr. 1995 May;84(5):468-73

8. Schore, A. Attachment, affect regulation and the developing right brain: Linking developmental neuroscience to pediatrics

Pediatrics in Review, 2005, 26, 204-211

9. Zhang LX, Levine S, Dent G, Zhan Y, Xing G, Okimoto D, Kathleen Gordon M, Post RM, Smith MA. Maternal deprivation

increases cell death in the infant rat brain. Brain Res Dev Brain Res. 2002 Jan 31;133(1):1-11

10. Talge N., Neal C., Glover V. Antenatal maternal stress and long-term effects on child neurodevelopment: how and why?

Journal of Child Psychology and Psychiatry 2007 48 (3-4), 245–261.

11. Wismer Fries A., Ziegler T., Kurian J.R.; Jacoris, S., Pollak D. Early experience in humans is associated with changes in neuropeptides critical for regulating social behaviour. PNAS, 2005, 102, 47, 17237-17240

Volver