¡QUE NO OS SEPAREN! - Peso alto o peso bajo
Estás en: Inicio - Casos habituales de separación - Bebé con dificultades - Peso alto o peso bajo

Peso alto o peso bajo

"El tamaño no es un problema" El Dr. Nills Bergman nos cuenta la historia de Peter, que nació en la semana 25 de gestación con un peso de 520 grs. Desde el primer día de nacimiento estuvo durante 6 ó más horas diarias sobre el pecho de su madre. Peter 1, Peter 2, Peter 3, Peter 4, Peter 5, Peter 6, Peter 7.

Un bebé grande y sano debe estar con su madre.
Al ser grande consume más energía
y necesita
tomar pecho a demanda para prevenir
una bajada de glucosa.

Si se le separa tendrá que consumir más glucosa para mantener la temperatura, y el riesgo de hipoglucemias aumenta exponencialmente. Para prevenir daños pide que no os separen.

Si un bebé tiene poco peso lo que más necesita es el calor,
la estabilidad y el alimento que le da su madre.

La línea que determina el bajo peso es diferente en cada hospital. Muchos consideran que un bebé con un peso inferior a 2,500kg tiene que ser ingresado, mientras que en los hospitales más adelantados los bebés de 37 semanas con 1.800gr permanecen en la habitación con su madre.

De cualquier modo, si un niño necesita permanecer ingresado para ser controlado siempre puede permanecer con su madre, en la unidad de neonatos o en la habitación. No importa cuánta tecnología sea necesaria para controlar al bebé, siempre podrá estar en brazos de su madre, sobre su pecho, tomando el alimento cuando sienta esa necesidad.

Sea cual sea el tamaño de tu bebé, pide que no os separen.

 

Guías de Evidencia Fundación Kanguro

p&i

Volver