¡QUE NO OS SEPAREN! - Bebé con dificultades
Estás en: Inicio - Casos habituales de separación - Bebé con dificultades

Bebé con dificultades



Este bebé nació tras un parto muy largo. La madre tuvo fiebre al final.
Las aguas estaban teñidas de meconio. La matrona estaba convencida
de los beneficios de la no separación. Empalmó tubos para que el aspirador
llegara hasta la cama enla que el bebé llegó al mundo.
No se cortó el cordón durante largo rato
y animó a la madre a sostener piel con piel a su bebé.

La no separación es especialmente beneficiosa
para los bebés con problemas o enfermos.
El contacto piel con piel y la lactancia
ayudan a reducir riesgos.


A veces tras un parto prolongado o uno demasiado rápido el bebe pasa horas en observación lejos de su madre sin que exista una causa médica real que lo justifique. Algunos hospitales lo hacen de forma rutinaria, aplicando esta separación a todos los bebes, aunque el parto haya sido sencillo, sin complicaciones y el bebe muestre un aspecto inmejorable.

El amamantamiento ayuda a reducir el riesgo de morbilidad asociada a infecciones o dificultad respiratoria y mejora su estado nutricional. El contacto piel con piel con la madre mejora su desarrollo físico y emocional. Es importantísimo que se facilite el alojamiento y traslado conjunto de los bebés y sus madres cuando alguno de ellos ha de permanecer hospitalizado.

"Un recién nacido frágil o enfermo parece estar condenado a un curioso destino en las sociedades económicamente favorecidas: para asegurarle mayores probabilidades de vida se le aísla en un entorno altamente tecnologizado pero inhumano y separado de sus padres. Se le practican, de forma rutinaria, intervenciones dolorosas como punciones o extracciones de sangre sin contemplar la pesadilla que las mismas representan para un pequeño indefenso. La regulación térmica, la prevención de infecciones o la monitorización de las funciones fisiológicas le conducen a un ambiente ruidoso, dolorosamente luminoso y agresivo." Nathalie Charpak, El bebé Canguro.


Valeria nació en una maternidad de Méjico
en la semana 28 de gestación.
El pecho de su madre Lisa es la mejor ayuda
para el equipo médico que la atiende.


Casos comunes:

 

Un bebé que necesita una intubación compleja probablemente no podrá gozar del contacto precoz con su madre. Sin embargo el objetivo deberá ser el mismo que para todos los demás bebés, proporcionarle cuanto antes el contacto con su madre y durante la mayor cantidad de tiempo posible.

En algunos servicios hospitalarios, los bebés muy inmaduros, de menos de 28 semanas, intubados y ventilados son puestos en contacto directo piel con piel sin alteración de su equilibrio fisiológico.

p&i

Volver